Muscle Beach PDF Imprimir E-mail
Escrito por Ejecutiva   
Jueves, 20 de Marzo de 2008 01:55


Consejo de Actividad Física y Deporte del Gobernador
Mensaje del Gobernador Schwarzenegger de California

Hola, este es el gobernador Arnold Schwarzenegger con otro "California Report".

Esta semana quiero hablar con usted de algo que me fascina, algo que representa una parte muy importante de mi vida. Hablo de cómo mantenerse en buen estado físico, el llevar una vida activa y sana.

Cuando yo vine a California, uno de los primeros lugares que visite fue un lugar que era bien conocido-aún en Austria-y ese lugar era Muscle Beach en Venice.

Recuerdo haber visto a personas que hacían lagartijas y dominadas, que levantaban pesas en el sol con todos viendo alrededor.

En toda el área de Muscle Beach había mucha energía. No importaba donde miraba...habían personas haciendo deportes: corriendo, patinando, en bicicleta, surfing, o jugando volleyball...haciendo de todo para ponerse en forma.

No pasó mucho tiempo antes de que yo fuera parte de la acción. Levanté pesas, corrí, jugué fútbol, nadé en el océano, entre otras cosas más.

California era el lugar más activo que yo había visto y me dije que esto era fantástico. De hecho, estaba tan entusiasmado que quería que todos supieran que bien se siente cuando uno cuida su cuerpo. Y no me refiero a ser un campeón fisiculturista, solamente a mantenerse en forma.

Por eso escribí libros de entrenamiento y de salud, artículos para revistas de actividad física, y viajé alrededor del mundo diciéndole a la gente lo importante que es hacer ejercicio.

Hasta fui nombrado por el presidente Bush en 1990 para actuar como presidente del Consejo del Presidente sobre la Actividad Física y Deportes.

Ahora como gobernador, yo tengo la oportunidad de seguir ayudando e inspirando a la gente para que se mantenga sana y saludable.
Esto es tan importante porque tenemos que ser honestos. Esta no es la misma California a la que llegué hace 36 años. De hecho, durante la última década el peso de la gente de nuestro estado ha subido a 360 millones de libras.
Este es un problema pero no es algo que no tiene solución. Pero no solucionaremos nada si solamente nos sentamos y dejamos que las cosas sigan su curso.

Por eso estamos tomando pasos para cambiar. Por ejemplo, estamos empezando con los niños, eliminando la comida chatarra y las sodas de las escuelas, poniendo en su lugar frutas, verduras, y bebidas saludables. Pero las dietas no son la única cosa que lo harán saludable. También necesita hacer ejercicio.

Estamos comunicando este mensaje a través del Consejo de Actividad Física y Deportes del Gobernador y somos afortunados de tener tantos atletas fantásticos que han ofrecido su tiempo, para inspirar a todos a que se pongan en forma.

Atletas como Reggie Jackson, Lindsay Davenport, Jerry Rice, Michelle Kwan, Tony Hawk y otros más, que visitarán escuelas, grupos comunitarios, centros de jubilación y otros lugares, a lo largo del estado para comunicarle a todos que es divertido hacer ejercicio y ponerse en forma.

Y esto es algo que cada californiano puede hacer. Yo se que como padres, a María y a mi, nos gusta hacer deportes con nuestros hijos. Ya sea tenis, ciclismo, natación, haciendo excursiones, no importa lo que sea. Lo importante es que pasemos tiempo juntos cómo una familia y que nos pongamos en forma a la misma vez.

Véanme a mí. No importa si uno es joven o viejo, alto o bajo, hombre o mujer, mantenerse activo y comer bien lo ayudará a verse y sentirse mejor. Y lo ayudará a ser más fuerte y vivir más tiempo.

California ya es un estado dorado. Quiero que también seamos el estado de actividad física.

Gracias por escuchar.

 

La legendaria Muscle Beach

Santa Mónica, sus mas de seis kilómetros de costa arenosa y limpia bañada por las aguas de océano Pacifico , elegidas frecuentemente por los delfines para acercarse a la orilla y hacer las delicias de los bañistas dándole un colorido extraordinario, con 340 días de sol al año, hacen de ella un contexto extraordinario para la vida saludable y de ocio. La temperatura media en verano es de unos 28 grados centígrados y sobre 21 en invierno, hace de Santa Mónica un paraíso disfrutado y deseado por el público de todas las edades.

En este contexto paradisíaco si buscamos “Muscle Beach” nos encontraremos que se llama así a la playa de Venice , buscando el lugar original donde estuvo situada la legendaria “Muscle Beach”,tenemos que dirigirnos desde la ciudad a la línea de la playa donde estaban los muelles de Santa Mónica, el de Ocean Park y el de Venice todos ellos existían antes del deslumbrante esplendor de Hollywood, la playa original estaba situada tres kilómetros al norte de Venice Beach y al sur del embarcadero de Santa Mónica. Aunque hoy el lugar es un sitio de de múltiples diversiones, es una vaga sombra de aquel tiempo. Todavía hoy el cuatro de julio se congregan el público para presenciar los fuegos artificiales y lo que fue “Muscle Beach se puebla de una ruidosa multitud al caer el sol para festejar el magno acontecimiento, se hacen competiciones y también participan bandas de música.

Mientras el estrépito fervoroso de los fuegos artificiales rememoraba el tiempo dorado, con su esplendor y su multiplicidad de luces que caía sobre las pasarelas, anillas como espumas luminosas arrojadas desde la altura...en esas misma playa tuvo parte de su nacimiento el movimiento del culturismo moderno, pues los campeones que pasaron por la “Playa del músculo” fueron los que promovieron con sus físicos impresionantes, unos se convirtieron en ídolos del mundo del cine, como Steve Reeves, Ed Holovchek mas conocido por Ed Fury o Reg Lewis y otros que establecieron a través de las revistas especializadas una moda de desarrollo físico a nivel mundial.

 

 

La época de Muscle Beach se puede precisar comenzó en 1934 y acabo abruptamente en 1959.En es periodo de 25 años la pequeña porción de arena situado al Sur del Muelle de Santa Mónica tuvo lugar la feria de las maravillas o la Disneylandia según algunos de los que lo vivieron de todos aquellos que creían en la belleza y en el disfrute de los cuerpos sanos y fuertes.

 

Todos los días del año se congregaban culturistas, powerlifters, gimnastas y gente del circo, equilibrista, bailarines, saltadores de cama elástica, luchadores especialistas de cine y si a eso le añadimos varios millares de turistas o simplemente curiosos así como los caza talentos, periodistas, fotógrafos aficionados que venían a observar a sus ídolos y muchas preciosas chicas tendríamos como resultados “Muscle Beach”.Era como un gran parque temático como Disneylandia del cuerpo y más. Todas las demás playa y gimnasios eran playa s y gimnasios pero simplemente eso.

Como dijo el Dr. Rihard Tyler “Muscle Beach era el templo, donde se rendía culto”. Artie Zeller, un empleado de Correos de Santa Mónica que llego a Muscle Beach en 1955, unos pocos años antes de que empezase su declive dijo de ella “Había de todo lo que me gustaba: culturismo, mesas para jugar al ajedrez y chicas….era el cielo”.

 

La madre de Muscle Beach fue Kate Giroux una especialista en juegos que frecuentemente los practicaba en la playa junto al muelle, Kate también trabajo para la Administración del Progreso en el Trabajo y con su esfuerzo, la ciudad de Santa Mónica y la A.T.P. instalaron columpios anillas y barras en la playa, para los chicos y los adultos, contratando supervisores para que estuvieran a cargo de las instalaciones.

Pero, ¿Cómo llegaron los atletas a Muscle Beach? El doctor Cecil Hollingsworth, profesor de UCLA y entrenador de gimnastas, llevo allí a sus discípulos a mediados de los años treinta. En 1934 un grupo de especialistas de los estudios de la Metro Goldwyn Mayer organizaron un club de culturismo y transportaron los apararos a la playa cercana de Santa Mónica a los que se unieron otro grupo de luchadores profesionales y de levantadores, que entrenaban junto al viejo Muelle de Cristal, emigraron hacia el nuevo lugar, también estaban por allí algunas de las mujeres mas bellas del mundo. Todos entrenaban allí, practicaban surf y en general añadían una dimensión colorista a esta gran celebración moderna del acondicionamiento físico al aire libre. (La historia nos recuerda que esto lo empezaron en la antigua Esparta de los griegos y que allí fue mucho mas salvaje y peligroso).La playa del músculo no ha podido ser jamás reproducida, a pesar de que se ha intentado frecuentemente.

Gradualmente, fueron apareciendo áreas para plataformas de levantamiento y camas elásticas, campos de voleibol, mesas de damas y ajedrez, mesas de ping pong y equipos de pesas. Todo esto se había colocado a lo largo de 100 metros escasos de playa, junto con quioscos de salchichas y puestos de helados.

Muscle Beach en palabras de Artie Zeller fue “el centro del mundo”.Al igual que en el siglo XIX corría la gente a California en busca de oro, como los musulmanes peregrinaban a la Meca desde el siglo VII, así los hombres del músculo de los años cuarenta y cincuenta emigraban en masa hacia Muscle Beach. En los mapas de aquel entonces, Santa Mónica aparece en letras minúsculas y Muscle Beach en mayusculas. Pero para entonces no hacia falta ningún mapa para llegar nadie podía perderse. Armand Tanny, nos cuenta cuando en 1939 abandono New York para ir a la universidad de UCLA y apareció en Muscle Beach.

“Cuando deje Nueva York”, nos dice “pensé que no volvería a levantar pesas. Una noche me fui a la playa. Eran las 9 de la noche y la temperatura no bajaba de los 30 grados. Iba dando una vuelta cuando, de repente, oí algo que me sonó como a hierro. Entonces no sabia donde estaba aquello. De repente, lo vi. Apareció un escenario ante mis ojos: luces, reflectores en la arena, una multitud en la playa, todo el mundo en traje de baño ¡esto era el paraíso! Había miles de personas mientras acróbatas se columpiaban en las anillas y daban vueltas en el aire, dobles, triples, habia una plataforma pequeña en la arena y algunas pesas viejas en tiradas en la arena. En la universidad había un equipo de levantadores y eran asiduos de Muscle Beach donde además hacia equilibrios y ejercicios de culturismo”.

 

Al igual que Tanny, el mundo estaba descubriendo los músculos y Muscle Beach. Una revista de gran tirada en 1947 afirmaba “En América ha aparecido un movimiento nuevo, sus miembros se llaman así mismos culturistas y son un gran numero de hombres y mujeres que creen que se puede adquirir una gran belleza y atractivo simplemente con entrenamientos duros y ejercicios especiales para desarrollar los músculos hasta su máximo limite posible”.

En aquellos tiempos, los culturistas eran vistos como seres raros en la mayor parte del pais. Pero en el Sur de California, sobre todo en las playas, los culturistas eran aceptados y en Muscle Beach adorados.

Otro factor que contribuyo al nacimiento de Muscle Beach era que todos los transportes públicos que venían de Los Ángeles terminaban allí y además se había ubicado una zona de mucho negocio.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los hombres que estaban de servicio por allí cerca tomaron el habito de entrenarse en la playa antes de ser destinados al Pacifico Sur y muchos prometieron volver al final de la guerra y muchos de ellos lo hicieron…., otros no.

Cuando la guerra termino fundaron el Club 52-50, que significaba que los licenciados sin empleo recibirían 20 dólares semanales durante 52 semanas, por lo que muchos de ellos volvieron a la Playa solo para pasar un tiempo estupendo.

Antes de la guerra, las acrobacias eran la atracción principal de Muscle Beach pero luego, los hombres del músculo empezaron a ser los más populares. Aquella fue la época dorada del culturismo y de Muscle Beach.

El fotógrafo de fama mundial Gene Mozee, culturista y powerlifter excepcional cuya fuente de inspiración fue su primera visita con su hermano y unos amigos a Muscle Beach con 17 años nos narra cual fue su impresión:

“En nuestro primer día de Muscle Beach, nos sentimos como extraños en el paraíso. Imaginad que veíamos a Steve Reeves, Ed Fury, Armand Tanny, Pepper Goméz, Roy Hilliguen, Malcolm Brenner, Joe Gold, y a muchos otros culturistas en persona. Pero lo que mas me sorprendió fue que fuéramos aceptados e incluso nos tomaron como amigos varios habituales de la playa de Músculo como Hymie Schwartz, Bud Prior, Armand Tanny, Malcolm Brenner y el propio editor jefe de la revista “Muscle Power” Earle Liederman.

Desde aquel día mágico fuimos a Muscle Beach todos los sábados y domingos mientras duro la escuela todos los días de las vacaciones de verano. Durante el invierno continuamos visitando la playa los fines de semana. Aquella fue una era fabulosa. En junio del mismo año (1951), se celebraron en Los Ángeles los Campeonatos Nacionales de Halterofilia y Mister América, que fueron notorios por tres hechos: primero, que Roy Hillingen, un sudafricano, se convirtió en el primer no americano que gano el Mr.America; segundo, que John Davis hizo el primer record oficial de Dos Tiempos por encima de los 180 kilos; y tercero, que el hombre fuerte canadiense Doug Hepburn, rompió el record olímpico de Fuerza con 157 kilos.

Para preenviar estos eventos aparecían por allí docenas de culturistas y levantadores de la Costa Este. Algunos se marchaban inmediatamente después de los campeonatos mientras que otros se quedaban allí a pasar el verano, no faltando los que convertían al Sur de California en su residencia habitual.

Muchos de los concursantes llegaban allí una o dos semanas antes y entrenaban en la playa. Culturistas de la Costa Este con Marvin Eder, Don Juliano, George Paine, Joe Baratta, Seymour Koenig, Zabo Koszewsky y varios otros entrenaban a diario en la plataforma de Pesas de la playa. En aquellos días,”Muscle Beach” era como un circo del culturismo. Cotidianamente se podía ver allí a Armand Tanny trepando la cuerda 15 veces y practicando surf durante dos horas. Roy Hillingen corría a lo largo de la playa y, de vez en cuando se daba saltos mortales hacia atrás. Steve Reeves fue una de las figuras mas impresionantes que paso por Muscle Beach aunque fuera por un breve periodo de tiempo, antes de convertirse en el mundialmente personaje de Hércules, Reeves imponía respeto en la playa y en la plataforma. La impresión que causaba la narra Artir Zeller. “el chico estaba entrenando y de repente vio s Steve Reeves, y se pregunto “¿Para que estoy haciendo esto?”.Cuando Reeves vino hacia nosotros, todo el mundo palidecio. El tenía un aspecto, desde los pies a la cabeza, tan natural y sencillo que impresionaba a todos. Su cintura era estrecha, y su aspecto ¡grandioso! Se le veía del futuro se le veía imposible, como si hubiera salido de un libro de cómic, como si fuera una versión idealizada del hombre. Todo el mundo le miraba”Marvin Eder recuerda que Reeves no era el hombre mas fuerte de la playa, pero nadie podía batir a Steve en su levantamiento favorito: cargadas arrodillado con 108 kilos. Estaba rodeado siempre de 6 u 8 admiradoras.

Al ambiente deportivo y de vida sana debemos añadir un aspecto y es el atractivo que ejercían tanto las chicas hacia los chicos como al revés y Muscle Beach fue también en lugar donde los romances estaban a la orden del día y muchos jóvenes acudían con la idea de ligar. Todo era muy romántico y cerca de allí tenían el salón de baile Ocean Park” y muchos clubes nocturnos en Santa Monica. Era el tiempo de las grandes orquestas.

Una asidua de la playa fue la mítica Mae West que vivía a menos de un kilómetro de la playa ,Mae West siempre tuvo conciencia de la importancia del acondicionamiento físico la entrenaba el campeón Reg Lewis que también participo en sus espectáculos. Reconoció el valor del músculo y le atribuyo al físico masculino la belleza que se merecía, ella misma vivía bajo las normas del acondicionamiento físico era vegetariana, practicaba yoga y tenia su mente muy enfocada la salud...En sus espectáculos llevo no pocos culturistas reclutados en Muscle Beach sus espectáculos tenían admiradores si bien es verdad que hubo también algunos detractores.

Además de los chicos también existían chicas que entrenaban la incomparable Peggy Stockton, Beverly Jagger, que hacían dos tiempos con 78 kilos y arrancadas con 68 kilos, Peggy recreaba al público con exhibiciones de fuerza y acrobacias.

Las competiciones en la playa se realizaban alrededor del 4 de julio y el día del trabajo se hacia el Mr. Muscle Beach, lo solía cubrir la televisión a nivel informativo y eran muchos los culturistas que eran entrevistados por los reporteros. En 1947 se anunciaban cosas tales como” un asombroso Circo”,”Hazañas de hombres fuertes” y presentaban como atracción principal a estrellas como la “fabulosamente popular y bella Pudgy Stockton”.Todo el mundo estaba dispuesto a posar para las cámaras de los turistas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un lugar entrañable de la época fue la que llamaban” la casa del músculo”, donde Vivian muchos de los culturistas ocasionalmente, Eiffermann, Reeves, Malcolm Brenner, estaba en el 110 de la calle Hill, y todos aprendían allí alimentación natural. Se pagaban siete dólares por semana. No se podía llegar después de las diez y media de la noche y no se podía comer carne dentro de la casa, la dueña una señora francesa muy amable y vegetariana Joy Crettaz, que falleció en los 70 a los 97 años atropellada por un coche. Lou Digni también vivio en la casa.

Como ya hemos dicho había muchos chicos por allí y casi todos tenían un único propósito: entrenar y conocer muchas chicas. Era elemental y simple, lo mismo que pertenecer a una pandilla de motociclistas, pero sin violencia. Existía un espíritu de competición. Se hacían continuamente campeonatos de pulsos, fondos en el suelo o en paralelas, de equilibrios o a ver quien podía llevar más lejos 60 kilos cargados sobre la cabeza.

Los fines de semana, los turistas se sentaban sobre las arenas para observar a los mejores gimnastas, acróbatas, luchadores y culturistas del mundo entero. Era normal que muchos espectadores rodearan a los practicantes hasta casi impedir les moverse.

La vida en aquella playa protegida del viento por el muelle al norte, con el bello e interminable Océano Pacifico al oeste y con Santa Mónica al este y mas allá Holywood en sus días felices. Por el sur, la arena se extendía hasta el infinito., tenia que ser y era maravillosa esa era la palabra utilizada por muchos veteranos de Muscle Beach, para ellos “maravillosa” era lo adecuado.

En palabras de Artie Zeller “era una vida sencilla y cómoda, era todo maravilloso. La playa se parecía a un circo, como una pequeña ciudad….realmente era agradable, delicioso”.

George Enferman, que llego a Muscle Beach desde Filadelfia, n 1947, dijo simplemente:”Era la utopía. Una alegría completa. Todo aquello que habíamos soñado como el lugar ideal del reposo del culturista. La filosofía era la sencillez y dejar hacer, todo muy polines íaco, muy simple. El agua estaba limpia y en el aire no había ninguna contaminación. Tampoco había drogas, ni incluso vitaminas, aunque a mediados de los años cincuenta pululaban por allí los fanáticos de la leche, que eran capaces de beber hasta ¡diez litros de leche por día!

“Todos pensábamos que cuanto mas grandes nos pusiéramos estaríamos mas sanos, no había conflicto entre salud y músculos, ninguna clase de dicotomía”. “Creíamos en eso como en una religión”, decía Marvin Eder.

Todos pensaban que Muscle Beach duraría siempre,”era un sitio donde había familias con niños” decía Eder, “un lugar limpio y agradable y libre de drogas. No había ninguna indicación de que hubiera un colapso”.

Pero llego rápida y silenciosamente, en 1959. Según algunos fueron los políticos los que acabaron con ella. Construyeron un hotel en el acantilado que dominaba la playa, eran muchos los interés que dominaban y la gente del hotel no querían ver vagos a su alrededor. La playa había empezado a atraer a algunos individuos que parecían delincuentes. Santa Mónica se estaba transformando de una pequeña ciudad, con algunas calles pavimentadas y muy tranquila en una zona residencial, también parece ser que los propietarios del Parque de Atracciones Océano Pacifico no querían la competencia del libre entretenimiento proporcionado por Muscle Beach y ejercían influencia política.

Aunque la ciudad había estado orgullosa de Muscle Beach, había muchos ciudadanos que no querían a la gente del músculo y a las multitudes que atraían. Los residentes difícilmente podían visitar la playa se quejaban algunos ciudadanos en un periódico en 1959.

Y si el Consejo Municipal estaba buscando un pretexto para echar a la gente del músculo lo encontró en 1958, cuando dos culturistas fueron arrestados por haber tenido relaciones con dos menores que muchos dijeron que eran prostitutas con informes.

Incluso antes de que se celebrara el juicio, el Alcalde ordeno que se cerrasen las plataformas de levantamiento. El equipo de pesas desapareció y los tractores dejaron el área limpia en una semana para convertirlo en un estacionamiento.

Los playeros se manifestaron y pararon las obras del aparcamiento, se llego a plantear en la ciudad el restaurar “El viejo Muscle Beach”, pero se quedo en nada.

Aunque la ciudad Santa Mónica no hubiera cerrado Muscle Beach, los tiempos modernos lo habrían hecho. Es como si aquello hubiera pasado de moda. El Cabaret murio, el circo también, el culturismo a cambiado como el mundo.

Dice el doctor Tyler” fue un periodo sin complicaciones, el culturismo reflejaba los valores más simple y elementales de la sociedad. Era un tiempo antes de la era de los suplementos alimenticios y medios artificiales para conseguir tamaño y fuerza.En aquellos días todo estaba basado en el. Sudor y éste era un tipo de sudor: muy elemental. Era deporte de hombres. La gente que lo practicaba era dura y fuerte, tan poderosos como parecían.

El estilo de vida común en Muscle Beach fue resumido muy bien por De Forrest Most, el llamado “Alcalde de Muscle Beach”:”Creo que se podría decir que la gente allí no gustaba mucho de tener responsabilidades”.

Cuando Santa Mónica cerro Muscle Beach, los culturistas y levantadores se cambiaron a gimnasios y garajes.”Se ha ido, se ha ido”, dice el doctor Tyler.”Si alguien viene mañana y dice “Lo llamaremos Muscle Beach”, no servirá por que se ha ido, porque ahora hay una manera diferente de pensar.

Actualmente el nombre de Muscle Beach lo ostenta la playa de Venice y sigue siendo un punto de referencia aunque ya mas como curiosidad donde los culturistas y aficionados de todo el mundo que pasan por Santa Mónica van en peregrinaje a visitarla. Pero poco mas allá, perdida en la niebla del pasado al igual que La Atlántida de Platón, la original “Muscle Beach” descansa y todos sabemos que existió y donde estuvo y sabemos que durante veinticinco años fue la Meca del Culturismo.

 

Última actualización el Lunes, 21 de Abril de 2008 19:30